Sabías que ...

Lugares y personas que no celebraron el Año Nuevo el 1 de Enero

En casi todo el mundo se celebra la llegada del Año Nuevo pero no en todas partes se festeja el 1 de enero. Por religión, creencias o costumbres, el nuevo año llegará más rápido para unos que otros. Estos son los lugares y las personas que reciben el año próximo en otras fechas.

Etiopía

La celebración de Año Nuevo quedó ya lejos y ahora se encuentran en 2009. El país africano celebra el “Enkutatash” el 11 de febrero, salvo en los años bisiestos, cuando tiene lugar un día después. El calendario etíope tiene 13 meses: los 12 primeros tienen 30 días y el decimotercero tiene cinco o seis días. Se rigen por el calendario copto.

“Enkutatash” significa “regalo de joyas” y -según una de las muchas versiones de esta festividad- se refiere a la bíblica reina de Saba. El principio del nuevo año coincide con el final de la temporada de lluvias y con la floración. Para celebrarlo las jóvenes cantan por las calles y reparten flores amarillas.

China

 Se rige por el calendario lunar y cada año se celebra en una fecha diferente. En 2017 será el 28 de enero. El Año Nuevo se celebra en familia y millones de personas vuelven a sus poblaciones de origen para pasar esos días. Por la noche se abren todas las ventanas y puertas para dejar que la suerte entre en las casas. Las luces permanecen encendidas también para mostrar el camino a la buena suerte y ahuyentar a los malos espíritus. El nuevo año se recibe con fuegos artificiales y bailes de dragones y leones.

Personas judías

Celebran Año Nuevo en Rosh Hashaná, es decir, en los dos primeros días del mes Tishrei del calendario judío. En 2017 esas fechas son el 21 y 22 de septiembre. Durante esos días toman conciencia de sus obligaciones morales. Es costumbre cubrir manzanas con miel para que el año que comienza sea dulce. Los panes para la fiesta de Año Nuevo no son alargados, como suele ser habitual, sino redondos para simbolizar el ciclo anual.

Musulmanes

Durante los festejos de Año Nuevo se recuerda la peregrinación del profeta Mahoma de la Meca a Medina en el año 662 d.C. Con ese viaje comienza a contarse el tiempo en el Islam. Los musulmanes no celebran la llegada del año con petardos ni fuegos artificiales, sino con instrumentos de viento tradicionales.

La comida que se sirve tiene también un significado: las bayas, manzanas, vinagre, ajo o dulces simbolizan la suerte, la salud y el bienestar. En 2017 el Año Nuevo islámico comienza el 21 de septiembre.

– Pueblos de Oriente Medio, Oriente Próximo y Kurdos

Celebran el Nowruz, que se festejará el 21 de marzo y simboliza el comienzo de la primavera de un nuevo año. Como festividad del resurgimiento alcanzó importancia entre los kurdos y después fue adoptada por otros pueblos. Kurdos, afganos o persas la han enriquecido con sus propias costumbres. Los kurdos la aprovechan también para manifestarse y pedir su independencia.

La Unesco incluyó el Nowruz en la Lista de Patrimonio Cultural Inmaterial.

Imagen de la BBC

About the author

Redacción