Nuevo Laredo

Gobierno federal empieza despidos masivos en delegaciones federales

La estructura federal relacionada con el campo será la primera afectada con despidos masivos a partir de este viernes; en SADER se irán todos los trabajadores de confianza

 Lo que tanto temía el sector campesino se hizo realidad este viernes el gobierno federal iniciará a desmantelar las Delegaciones del sector agrario, donde se estima que más de 300 trabajadores de confianza serán despedidos a partir de este viernes, ante los recortes presupuestales anunciados por la federación.

Entre las dependencias más afectadas se encuentra a Delegación de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (SADER), la cual hasta el día de hoy cuenta con una plantilla de 450 trabajadores, de los cuales solo 300 están sindicalizados.

Esto equivale a que a partir de este viernes todos los trabajadores federales de confianza y que estén fuera de alguna organización sindical, serán despedidos como parte de la política de austeridad implementada por el actual Gobierno Federal.

Fue a través de un oficio recibido en las oficinas de la Delegación de la SADER, proveniente de la Ciudad de México, donde se describía que estas acciones se dan como parte del interés del presidente de México, de ahorrar recursos y que exista un mando único que coordine los programas de las diferentes dependencias, eliminando los Delegados, Sub delegados, jefes de área o departamento, coordinadores y trabajadores eventuales bajo contrato.

En el mismo Memorándum dirigido a los servidores públicos del poder ejecutivo del gobierno federal, se les informa que: “No habrá personal de confianza, ni altos mandos en las delegaciones federales de las dependencias y entidades”.

Para el manejo de los programas será el Delegado Estatal de Programas para el Desarrollo de cada entidad federativa, quién deberá desempeñar la función de representante de todas las instituciones del Gobierno Federal, para lo cual se apoyará en el personal operativo de base.

Se estima que en esta situación se encuentren 150 trabajadores de la SADER, así como otros 150 empleados de dependencias como la SEDATU, Registro Agrario, Procuraduría Agraria, SEMARNAT, PROFEPA, entre otras.

El memorándum refiere al pie de la letra, “Con la Cuarta Transformación hemos avanzado hacia la austeridad republicana reduciendo los salarios de los altos funcionarios sin afectar el personal operativo y de base, eliminado el seguro de separación individualizado y el seguro de gastos médicos para funcionarios públicos.

También se redujo el gasto en viáticos, en publicidad y se han generado ahorros a través del combate a la corrupción, para orientar recursos hacia los programas integrales de desarrollo.

Paralizan programas 
“El campo está paralizado ante la falta de recursos económicos para solventar los programas, y la situación va a empeorar con el despido de personal de las diferentes dependencias gubernamentales de apoyo al sector agrario”, señaló Raúl García Vallejo, Presidente de la Liga de Comunidades Agrarias y sindicatos campesinos.

“Hoy nos enteramos que el despido de personal de confianza de las dependencias federales, que a pesar de tener hasta 25 años de antigüedad, serán echados a la calle a partir de este viernes, situación que traerá un retroceso ya que no se contará con personal suficiente para atender a los más de 80 mil productores que se inscriben año con año a los programas gubernamentales”, indicó.

Dijo que en estos momentos no hay personal en las dependencias federales para recibir las solicitudes de apoyo de la gente del campo, situación que se agravará con el despido de cientos de trabajadores a partir de este viernes.

“Esto es una realidad, nos han estado hablando de todas las delegaciones federales, de que a todos los trabajadores de confianza los van a despedir a partir de este fin de semana”, indicó.

García Vallejo, destacó que ha sido delegado federal en la Procuraduría Agraria,   y a pesar de que tenía personal, siempre hacia falta gente ante la gran cantidad de trabajo que se acumulaba, por lo que ahora con la reducción de personal al mínimo, será peor.

About the author

Redacción